Video/MP3: Tennis – “Take Me Somewhere” y el trabajo de la cámara de Ian Perlman

Desde el año pasado con su track Marathon y aún sin sacar un LP, Tennis creo bastante buzz por la web. Un pop lo-fi, algunos riffs de guitarra surf y una batería bien melodiosa hacen de su álbum  Cape Dory, uno de los mejores en este primer cuarto de año.

Take Me Somewhere, es el primer track de ésta placa y ahora estrena video, bajo la dirección de Ian Perlman que ha colaborado también para Toro Y Moi, Akron/Family, Twin Sister, The Vaccines… Ian, pareciera tener una cámara análoga, Lomo,  pegada al ojo, con flairs y sobre-exposiciones integradas; que más que contarnos una historia nos lleva por el mood del track. Play.

Tennis – Take Me Somewhere (al oído)

Otros trabajos de Ian Pelman

Twin Sister – “Something About Us (Daft Punk)”

Akron/Family – “Meek Warrior”

Interpol: Interpol

Soy muy fan de la banda, así que están advertidos. Interpol, tal como su portada es un trabajo partido, quebrado, incluso por la mitad. Sí, las letras de Paul Banks mantienen  esa mística, incluso algunas son mejores que en el pasado “Our Love To Admire”, con más abandono; pero a pesar que Carlos Dengler (bajista del grupo) entró al estudio para este material, su salida era inminente y por lo tanto esa ausencia ya se siente en los temas. Los instrumentos, piano, guitarras, syhtns o voz tratan de intercalarse para llenar ese vacío, sin conseguirlo. Logran piezas, igual únicas, pero no “quite there” con el sonido Interpol.

Tal vez la parte más emblemática de este nuevo resultado sean los dos sencillos que han alcanzado aire. Lights, siendo la carta de presentación con un sonido más oscuro y en espera de un rompimiento que no llega como antes; y Barricade que pareciera sonar en momentos a pista dance.

Intermedio: Ver Barricade en vivo fue algo triste, el nuevo bajista sin quitar la vista del instrumento para no perder un riff y el nuevo tecladista (otra perdida igual de importante que Carlos D, insignia de ese sonido post-punk-obscuro y desmadroso en serio, mas reflejado en Antics) tratando de llenar las notas que Paul no puede alcanzar porque su voz no es para pop y coritos.

Un disco que parte de esos dos lados. Es más cercano a “There`s no I in Threesome” o “Rest My Chemistry”. Un gran LP, diferente, de una banda partida para reinventarse. Sólo sus presentaciones en vivo y la próxima grabación decidirán el destino de esta banda emblemática de los dosmiles. Aún se extraña un Roland, un PDA, incluso algo de Slow Hands. Pero aún así no dejaré de escuchar a Interpol y mal interpretar las letras de Paul Banks a.k.a. Julian Plenti. Cabe mencionar, al final de la placa, tres pistas ligadas como actos de una gran historia.  Imperdible este Interpol en piezas.

Al oído (download)

Ra Ra Riot: The Orchard

Segunda entrega de esta banda neoyorquina. Conservando los toques más rescatables de su primer álbum y en realidad, su sonido tan peculiar de curdas propias de músico de observatorio con guitarras y letras de indie-pop. Un disco de más escucha que el primero, con temas más calidos y menos clavados, que se decoran de letras agridulces que van ad doc con está mezcla de violín y chelo con guitarras, que a veces entablan una competencia por ver quien domina un track.

Producido por un tipo de Death Cab For Cutie y otro de Vampire Weekend (los nombre me dan algo de flojero y esto no es clase de historia), este trabajo suena más pop, más acelerado, con algunos track que bien podrián ser un mash up entre el mencionado Vampire, vs. Dirty Projectors o Arcade Fire. Un disco que se antoja para una tarde de café nublado, con tonos sepias de cámara vintage.

Al oído (download).

My Sick Uncle – (500) Days Of Weezy

This is a history about Wayne, no es un disco cualquiera, es un soundtrack en mash-up. My Sick Uncle decide mezclar (y soltar libremente por la red) un par de trabajos que parecieran no tocarse ni por error; Li Wyane vs. 500 Days Of Summer. Desde el Gray álbum que mezclaba a Jay-Z con el White Álbum de The Beatles, son varios los encuentros de hip-hop con género sanamente alejados a él y que en remix se oyen alteradamente bien. Hay cosas desastrosas que se excusan de dos hits para generar basura, pero éste no es e caso.

(500) Days Of Weezy no podría llegar en mejor momento, Lil Wayne suena por todos lados, colaboraciones con Eminem, Kanye West, Chris Brown, T-Pain, entere otros. Mientras 500 Day of Summer se ha convertido, en su corto año, en una película de culto, algo así como un hipster-flick romántico, que además tiene un soundtrack lleno de joyas; The Smiths, Pixies, Feist y The Temper Trap- Track que ahora se ven recortados y armados con letras de ganstas, bitches, guns, money and drugs, con un resultado bastante recomendable.

Al oído (download).

RWD: Kisses – The Heart of the Nightlife

Kisses son un par de teens veinteañeros que nos presentan un sonido mezcla de XX (misma percusión digital pero con atmósferas menos oscuras-clavadas) con Hot Chip (pero con más vida, menos monótono) y Cut Copy (sin exagerar en las luces pero conservando el beat); totalmente de escena dosmildiez.

Sus tracks ya forman parte del playlist hipster del momento, andan rodando por la mayoría de sus blogs (sobrevivientes) de confianza y de inmediato nos llevan a la escena hype, pop, electrónica, fácil de digerir y con un beat sencillo que de los audífonos mueve toda la cabeza.

Al oído (download)

Wild Nothing: Gemini

Bienvenidos a la invención del género, “tweegaze”. Mezclas y coqueteos entre géneros que de tanto explotarse se convierten en eso, un sub-genero, o la simple necesidad-necedad de querer ponerle nombre a todo. Tweegaze, mezcla de dream pop (The Postal Service, Beach House…) con shoegaze (The XX’s, The Jesus and Mary Chain), tomando lo mejor de ambos. Tracks llenos de layers y atmosferas, acompañados por un ritmo más acelerado y letras obscuras y directas, sin jugarle tanto a lo lindo.

Gemini, es todo eso, el disco insignia de este género. El proyecto de solista de Jack Tatum convertido en Wild Nothing, que le apuesta a la nostalgia sin dejarse enviciar por los lloriqueos emo, que en ocasiones abaratan. Un trabajo fino en cada track, con un beat casi hipnótico, en las base de las percusiones y el bajo que cual títere te pone  a mover pie con cabeza de izquierda a derecha y de vuelta. Gemini –la canción- para la lista del año.

Al oído (download)

Best Coast: Crazy For You

¿Punk pop? ¡Qué blasfemia! Bueno, trataremos de alejarnos de esta etiqueta que queda perfecto al nuevo disco de Best Coast. Pop ruidoso en lo-fi, con actitud de verano. Un chica escupiendo palabras de amor, resentimiento, verano, caos y pereza, sin rebuscar mucho en las letras; lo cual las hacen bien honestas e increíblemente personales. Una especie de Beach House sin tanta miel, pero con más actitud.

Crazy for you, es una gran carta de presentación como primer álbum, acompañado ya por la expectativa causada por diversos singles que ya tenían tiempo circulando por la red. Tracks cortos que rompen la monotonía de uno contra otro. Buenos sencillos que sin duda llegarán a lo mejor del año, aunque el disco completo puede verse opacado por otros lanzamientos (ya viene, Interpol, Klaxons, Arcade Fire, Chromeo… ). Varios marcan este trabajo como surf-pop, la verdad yo no encuentro “demasiado” surf en los rifs o las percusiones, y si hablar de verano es surf, entonces en una de esas hasta Animal Collective sería surf-electrónico, en lo que parece ser el género del año. Buenas olas.

Al oído (download)