Reverie Sound Revue: Reverie Sound Revue

Casi todos los integrantes de Broken Social Scene, tienen proyectos alternos o paralelos, incluso, no musicales. Pareciera una demanda para pertenecer a esta comunidad (más que colectivo) de artesanos de las letras y el pentagrama. Por todo esto, es difícil conservar el line-up original, no solo en tour, también para ensayos, grabaciones o nuevas letras. Poco a poco las vocalistas van partiendo, se encuentran imposiblemente disponibles, Emily Haines (Metric), Leslie Feist y Amy Milan (Stars), tienen que hacerse a un lado y tomar rumbo propio.

Llega el momento de encontrar a alguien más que pueda llenar el vacío de tres vocalistas y de tan gran talla. La opción: Lisa Lobsinger. No sólo ha ocupado el micrófono, sin faltar al reto y de la mejor forma posible, sin imitar ni querer calcar los tonos de la demás; su propia personalidad encaja perfectamente, aunque de figura diferente en este monstruo que es Broken Social Scene.

Ella también tiene un lugar en otro espacio, Reverie Sound Revue. Cuatro músicos de Canadá que se juntaron en el dosmildos para sacar un EP. Sin embargo, pronto todos tomaron distintas residencias y fue más difícil seguir. Pasó el tiempo, pero continuaron con su trabajo a distancia; Vancouver, Calgary, Toronto y Montreal, son las ciudades que ahora albergan al grupo, sacando por fin un LP a distancia.

Reverie Sound Revue, es muy distinto a lo que escuchamos de Lisa en BSS, es un trabajo más estructurado (no mejor o peor, con menos caos o improvisación), con una bajo más presente y una voz no tan cercana al folk o a lo sereno, más pop y encajable. Una batería con más matemática y una guitarra que apenas adorna los tracks. En un lugar tan planeado, la voz se nota más libre.

Al oído (Download)

Chromeo: Business Casual

Alguien tiene que apoderarse de los iPods y ponernos a baliar, vaso rojo en mano. Está es la tarea de Chormeo, un par de DJ’s, MC’s que no buscan más que un buen beat al ritmo de una fiesta. Mucho tiempo pasó desde su último LP y ahora vuelven bastante recargados, el tiempo no ha pasado por su sonido, sino todo lo contrario, la producción se ha enriquecido de todo aquello que suena en el hype. Samplers, algún track minimalista, otros con coros que juegan a un pop más comercial pero que nunca verán en MTV. Cual flyer de fiesta, Bussines Casual, pone un hasta aquí a cualquier semana monótona de trabajo para largarse a la noche, arropado por el beat de un sintetizador aunque por fuera siga siendo triste o gris como muro de escuela a la que bien le hace falta un graffiti a full.

Alejado de lo cotidiano electrónico que luego suena a nada, Chormeo atasca sus beats de funk, funk al estilo mañana no me quiero acordar de esta noche. Sin embargo esta placa parece tener un bache al final. Los últimos temas suena más bien algo sencillos sin buscar más el experimento armónico, posiblemente lo que lo aparte de un disco imprescindible a uno mas bien coqueto o recomendable, pero hasta ahí. Cuestión de gustos, creo, pero entero en el hype.

Al oído (download).

Arcade Fire: The Suburbs

Muchos creen que en Arcade Fire está la esencia del sonido indie. Chicos tristes con problemas irremediables, que a la hora de tocar están dispuestos a sacar música hasta un golpe contra su cabeza. Ya dos discos han pasado y poco a poco su trayectoria se vuelve, leyenda. Una especie de David Bowie volcado en una banda. Una tercera entrega, cumplidora al 100, sin pretensiones y sin buscar agradar a los críticos, aunque no falta quine los coloque en un pedestal como la BBC diciendo que es el mejor disco desde OK Computer; pero esos de la BBC casi cada año dicen que “X” es el nuevo Radiohead y así, pero tampoco es para tanto.

The suburbs, es una pequeña huida a la nostalgia renovada, con letras llenas de gris y con notas bien iluminadas, para crear el contraste perfecto entre una alegría malsana o una tristeza que con gusto recibes a abrazos abiertos. Si bien, ahora la experimentación ha quedado de lado, las letras son cada ves mas sombrías y profundas. Pentagramas matemáticos con voces e instrumentos barrocos que hace del sonido una pintura llena de arte.

Al oído (download) nuevo link

Stars: The Five Ghosts

Pop al más puro estilo Indie-canadiense. Con una fórmula demasiado dominada por Stars; chico-chica compartiendo lyrics casi como dialogo de película hipster. En ocasiones amor, desamor, reclamos, ausencias y anécdotas paisajosas. Una obra donde el protagónico se lo lleva la encantadora voz de Amy Millan; aunque en parte se extrañan los arreglos, sobretodo en las cuerdas, que aún presentes pasan desapercibidos.

No el mejor trabajo de esta banda, ante la expectativa de sus LP’s anteriores: Set Yourself on Fire, In Our Bedroom After The War. Abusando en esta ocasión de los sintetizadores que hacen predecible parte del álbum, sobretodo al inicio. El gancho tarda en llegar y no se hace presente del todo. The Five Ghosts, cuenta con buenos sencillos, que ahora suenan casi bailables (We Don’t Want Your Body, Fixed). Una buena escucha que no exige demasiado del oído más que un buen rato y que en vivo seguro sonará más poderoso.

Al oído.

Crystal Castles: Crystal Castles

Bueno, Canadá no es sólo guitarras con neo-hippies barbones de sombreros caros, no, también está el caos y los sintetizadores. Este es el caso de Crystal Castles y su segundo disco homónimo (al igual que el primero), que a pesar de la esperanza de su retractores en que perdieran la frescura u originalidad esto nunca ocurre durante el álbum. Tracks que rayan en lo esquizofrénico mezclado con canciones bien estructuradas que conservan ordenado todo ese caos.

Un sonido atascado de energía como un Atari conectado a una batería de xbox, totalmente sobre-revolucionado y apunto de estallar. Beats del más puro electro y percusión combinados con la voz, pasada por distorsiones, de la hermosa Alice Glass para convertirla en un androide que no deja de respirar fiesta a destrucción desde el primer play. Sampleos familiares que van del video juego a Sigur Ross donde el game is never over.

Al oído.

Broken Social Scene: Forgiveness Rock Record

Un post de regresos. Después de varios años sin sacar un LP como banda, BSS nos presenta su tan anticipada nueva entrega. Forgiveness Rock Record, es un álbum basado en el amor según ellos mismos. Es un trabajo solido y completo con el sonido espectacular de gran-banda-indie que sólo aquí se puede alcanzar. Es casi imposible no escuchar canciones como “Forced to love” o “The Sweetest kill” y no sentir que el corazón se te va al estómago.

Experimentos con un ejercito de instrumentos que crean un caos siempre bien ordenado, tan matemático, tan libre. Voces al por mayor, cambiando de protagonistas, géneros y tonos; en orden de crear una gran atmosfera basada en una talentosa comunión. No por nada BSS es la hoja de Maple en el sonido Indie-canadiense. Proyectos en paralelo por todos lados que incluso dan vida a una de las disqueras más importantes y consentidas de su servidor: Arts & Crafts. La espera no fue en vano, seguro uno de los discos más grandes de este ya tan competido año.

Al oído.